domingo, 4 de diciembre de 2016

Reutilizar hilos

No recuerdo haber estado tanto tiempo sin escribir el blog,dos meses es mucho tiempo.
Sobre todo cuando una quiere y cuida tanto este espacio.

En estos días pensaba que esto de escribir es como ir al gimnasio,viste que nos cuesta arrancar pero una vez que te anotaste y fuiste a la primer clase,ya está.

Eso me pasa con el blog,osea,me tortura igual cuando veo la flacidez en el espejo que cuando pienso cuanto hace que no hago una entrada.




Si más o menos te acordás de mi,recordarás que estos últimos meses no he hecho otra actividad creativa que no sea tejer.

Por eso hoy traigo algo que tiene que ver con el tejido pero a la vez no.



No me considero una tejedora experta,si una recicladora,por eso como te imaginarás guardé un montón de "colitas" de lana de todos los sacos que fui tejiendo.


Y entre tejido y tejido me tomé un rato para hacer algo que no sea tejer.

Junté las sobras de hilos,unas libretas,pegamento y tijeras.



Y me embadurné los dedos de silicona,¡que placer!


Tejer es entretenido,podés crear,pero es limpito,hasta creo que tengo las manos decentes.




Hay que ver como extraño la suciedad,la aspereza y los olores.


Pero voy volviendo,avanza el calor y yo voy volviendo.


Volviendo a mis proyectos que quedaron en stand by hace unos meses y volviendo al blog.





¡Hasta la próxima!




jueves, 29 de septiembre de 2016

Botellas



¿Hay alguien ahí aún?

Si me lees(o leías)sabés que ando a mil con los pedidos de la tienda y si bien no me quejo y estoy re feliz,no te niego que extraño tener más tiempo para escribir mi blog.

Será que aún no aprendí a organizarme o que la demanda me supera,no se...


Pero bueno hoy me decidí y me hice un tiempo a la noche para mostrarte estas botellitas de Coca Cola a las que le di otra función.

No recuerdo festejando que cosa,la empresa sacó a la venta réplicas de las botellas, desde las primeras hasta las de hoy en día.


Las tenía guardadas hace años,no son antiguas,digamos que son retro.
Venían unos 6 modelos y creí haber guardado 3,pero para mi sorpresa encontré 4 más aparte de la que ya vendí hace unos meses.

El trabajo fue tan simple como vaciarlas y lavarlas muy bien.


Después pasar por el barrio chino y proveerme de esos piquitos de metal.Para que ahora sean aceiteras y vinagreras.



A mi me resultan amorosos y diferentes.


Confieso que me da pena desprenderme de ellas,aunque quizás me haga la distraída y alguna quede disimuladamente en casa.


Antes de ponerlas en la tienda las disfruto,y luego las dejo ir.


Ya cumplieron su ciclo en mi casa, ahora que alguien más las disfrute.


"Algunas personas piensan que aferrarse a las cosas les hace más fuertes, pero a veces se necesita más fuerza para soltar que para retener." 
Hermann Hesse



Cómo corresponde va esta entrada para el  Finde Frugal de Marce

¡Hasta la próxima!
 Que espero  no sea tan lejano.


viernes, 2 de septiembre de 2016

Etiquetas artesanales



Tenía pensado hacer un packaging lindo y artesanal para entregar los Sacos Locos que vendo.


Las primeras clientas deben estar preguntándose donde está el packaging,por que con la locura y euforia de los primeros pedidos no tuve el tiempo de hacerlos.


Después,cuando le fui tomando el tiempo a la confección de cada uno pude dedicarme un poco más al envoltorio,que como sabemos las que vendemos, es casi tan importante como el producto.


Usé unos rectángulos de cuero que tengo guardados hace años,me los regaló mi amiga Angi y son descartes de una fábrica de bolsos.
Ni siquiera tuve que cortarlos por que el tamaño iba perfecto.


Estampé con sello y marcadores para uso textil.

En vez de apoyar el sello en la pintura como solemos hacer "pinté" con el marcador el sello.




Agujerito  e hilo rústico para colgar.





Borlas hechas con los restos de lana que usé para tejer los sacos y bolsa de papel.



Un packaging facilísimo y Frugal para cuando tenés poco tiempo.



¡Hasta la próxima!

¡Gracias por leerme!

jueves, 18 de agosto de 2016

Cajoncito re-interpretado


Me hubiera gustado poder conservar los restos de papel que lo cubrían,pero me fue imposible.


Justamente ese papel fue lo que me hizo traerlo conmigo,porque aunque estaba firme,la madera era y sigue siendo muy rústica y áspera.




(Es el cajón de abajo,el que está marcado con una flecha,el de arriba espera inspiración e ideas ya que la inscripción divina es la parte que apoya,y me estoy matando pensando para que se luzca¡se aceptan ideas!)


Pero como a esta altura ya no hay cajón viejito que se me resista(ni al cual yo me rinda) me decidí a darle una nueva vida.


La madera como te decía es bastante rústica, como corresponde a un cajón de frutas,tuve que lijar bastante para no cortarme con las astillas cada vez que lo agarraba.


Creo que eso y la limpieza fue lo más difícil que tuve que hacer para dejarlo lindo y útil.


Volví al viejo y querido decoupage,la servilleta que compré hace meses esperaba dar con el proyecto ideal y creo que éste lo fue.


Lleno de imperfecciones y marcas de uso y vejez,así me gustan, así quedó.


Un poco más lindo y bastante más útil.


Así me gustan los objetos,imperfectos,casi andrajosos.



Podría haber pagado un poco más por uno nuevo,pero uno nuevo no me contaría ninguna historia.


 Éste me cuenta manos que lo hicieron,manos que lo cargaron y hasta manos que cultivaron.

 
Leo lo que puse arriba y pienso;menos mal que vos me conocés y que sos como yo!

Por que cualquiera no entendería como es que pienso en manos cultivando cuando pinto un cajón viejo...

Mi sicóloga dice que yo construyo,no se si será tan así,yo creo que solo reinterpreto lo que otro hizo.


¡Hasta la próxima!